En Axos Soluciones hemos creado y seguimos evolucionado el ERP Axos Visual, software de gestión para empresas de distribución.

Por supuesto, nuestro ERP es totalmente compatible con el teletrabajo. Vamos a intentar explicarte qué es y, si nos lo permites, darte unos pequeños consejos que debes tener en cuenta antes de implantarlo. El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina mediante la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación.

Es una forma flexible de organización del trabajo y engloba una amplia gama de actividades que pueden realizarse a tiempo completo o parcial.

Implica el uso de métodos de procesamiento electrónico de información y el uso permanente de medios de telecomunicación para el contacto entre los trabajadores y la empresa. Con la irrupción del nuevo coronavirus COVID-19 es una solución responsable que muchas empresas pueden facilitar a sus empleados. Sin embargo, debemos tener en mente que el teletrabajo implica algunos riesgos a nivel de seguridad.

La ciberseguridad existe para ayudarnos en nuestro trabajo en movilidad y nos da las guías necesarias para que nuestra experiencia sea lo más segura posible.

Si eres trabajador y vas a teletrabajar debes tomar en cuenta algunos consejos básicos:

– Elige el dispositivo adecuado. Lo ideal es tener un equipo exclusivo para trabajar, un portátil proporcionado por la empresa, por ejemplo, manteniendo separada tu vida laboral del ocio del que puedes disfrutar en tu ordenador personal. En el caso de no tener esta posibilidad, existen herramientas a tu disposición que te permitirán utilizar un mismo equipo en los dos ámbitos, como la creación de perfiles. Por supuesto, debes asegurarte de que tu equipo está actualizado a la última versión del sistema operativo y tiene instalado un antivirus. Además, debes evitar instalar aplicaciones de fuentes desconocidas o poco fiables.

  1. Revisa tus contraseñas. No hace falta que te recordemos la importancia de tener contraseñas robustas, que no debes compartirlas en entornos poco seguros. Aprovecha el teletrabajo para cambiar tus contraseñas de empresa, aquellas que sean débiles o hayan sido utilizadas muchas veces y, si es posible, utiliza un programa de seguridad. Consulta con tu departamento técnico.
  2. Cuida tu gestión documental. Si trabajas con documentos delicados de tu empresa, ten cuidado dónde los guardas o cómo los compartes. Por supuesto, no abras aquellos documentos sobre los que tengas cualquier sospecha de peligro, protégete contra el phishing. Utiliza el sistema de almacenamiento de la empresa y no crees el tuyo propio.
  3. No te conectes desde redes públicas. Estas redes no cuentan con un alto nivel de seguridad porque están diseñadas para que cualquiera pueda conectarse e incluso pueden llegar a ser falsas, estableciendo conexiones con dispositivos malintencionados. Además, en su mayoría se pagan con publicidad y recogiendo datos de uso y conexión de los usuarios. Monitorizan nuestra localización, comportamiento, tiempo de uso y, en algunos casos, el intercambio de datos que realizamos.
  4.  Acondiciona un espacio de trabajo y mantén tus hábitos. Si trabajas desde casa, debes hacerlo desde un entorno debidamente  acondicionado, donde nada ni nadie te moleste, sobre todo, si vas a participar en videoconferencias. Poder cerrar tu puerta es importante. Además, debes mantener tus hábitos: ducharte, desayunar, vestirte correctamente y seguir un horario. Y si eres empresario y vas a implantar el teletrabajo, aquí te damos otros consejos.
  5. Define tus datos y no confíes. Cuando vayas a facilitar acceso remoto a tu información debes tener como pilar fundamental el principio de confianza cero. Todo debe ser verificado: quién puede acceder a qué información y desde dónde y cómo debe hacerlo. Dedica tiempo a identificar tus datos sensibles y prepara políticas de acceso a los mismos. Segmentar tu equipo y establece niveles de acceso.
  6. Comprueba tu infraestructura. Es un buen momento para revisar tu red de acceso y asegurarla al máximo posible. Debe ser una infraestructura sólida y testada, que pueda manejar el aumento de tráfico que va a sufrir mientras tus empleados se conectan desde fuera.
  7. Acuerda unas condiciones. Establece unas condiciones generales en relación a las jornadas de trabajo, el horario y las ubicaciones. Diseña procedimientos y métodos de trabajo. Impón las condiciones mínimas que debe cumplir el espacio de trabajo. Quizá también sea un buen momento para establecer el trabajo por objetivos.
  8. Equipa a tus empleados. Un empleado con un buen equipamiento será un empleado mucho más feliz y productivo. En la medida de lo  posible, no repares en gastos y establece un presupuesto generoso para esta partida.
  9. Mantén una buena comunicación. Comunícate más con tus empleados y ocúpate de que sean mas proactivos entre ellos mismos. También es altamente recomendable establecer reuniones grupales periódicas. El teletrabajo, bien implantado, genera multitud de beneficios tanto para el trabajador (autonomía, flexibilidad, movilidad, productividad, especialización, ahorro). Como para la empresa (menos problemas de convivencia, menor coste de producción, menor necesidad de equipamiento, acceso a una gran cartera de profesionales). Por eso, estos tiempos tan extraños que nos ha tocado vivir deben servirnos para aprender y añadir la posibilidad de implantar el teletrabajo como una opción de futuro.

En Axos Soluciones, por supuesto, seguimos operativos con el teletrabajo. Nuestro objetivo es no detener la actividad habitual pase lo que pase. Si necesitas que te ayudemos, ponte en contacto con nosotros.

Te esperamos!!!    

Más información y contacto en:
T.: (+34) 91 473 74 77
E-mail: info@axos.es

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento
para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies